InvestigaMas Detectives ® Atención 24 Horas TEL. 698145132. Les acercamos un poco más a la «Adversidad del Detective Privado y la dificultad de la investigación». Licencia MI 3228.

No nos vamos a presentar porque pensamos que tanto nuestros clientes, como quienes nos siguen a través de las Redes Sociales ya conocen nuestra trayectoria profesional. Tampoco vamos a hablar de custodia de menores, bajas laborales o pensión compensatoria.

Es muy difícil el encabezar el  subtitulo del presente artículo en base a elegir su comienzo en lo que a nuestra profesión y a la adversidad del Detective Privado se refiere.

Pero si por algo tenemos que empezar es por las distintas ubicaciones y localidades que recorremos durante el transcurso de nuestras investigaciones a lo largo de toda la geografía nacional y extranjero, cuando las exigencias de las mismas así lo requieren.

INVESTIGAR EN LA GALICIA VERDE.

Cuán suerte tienen los Detectives Privados que a través de sus investigaciones conocen y pueden disfrutar de paisajes inéditos.

Cierto es lo anteriormente expuesto, pero además no es menos cierto, que si Galicia está verde es por algo que forma parte de la adversidad del Detective Privado.

Verde en relación con lluvia y verde también por los lugares en los que a veces nos toca desarrollar nuestra actividad profesional.

Los dos son condicionantes forman un vaso comunicante y parte de las adversidades y dificultades a la hora de obtener una prueba.

Aunque disponemos de medios tecnológicos de última generación para documentar las pruebas recogidas y que con posterioridad plasmamos en nuestros informes, la lluvia es un mal aliado del Detective Privado, y no precisamente porqué pueda «mojarnos» que es algo que hacemos aunque no llueva en la mayor parte de las ocasiones para obtener una prueba, sino por que dificulta la visión que a veces ya de por sí es reducida.

Pero este fenómeno meterológico adverso se acompaña de dificultades añadidas. Después de largas horas de espera, justo en el momento de registrar una imagen, las gotas de lluvia hacen que la cámara (herramienta fundamental nuestro profesión) se pixele ofreciendo una imagen borrosa.

Por si fuera poco tiene la ayuda del contraste térmico, lo que hace que los cristales del vehículo se empañen en ocasiones por completo, y si esto no da resultado, a lo mejor con algo de suerte le acompaña un densa niebla… Ahora sí tenemos el paisaje gallego totalmente completo.

Aunque los vehículos utilizados en la actualidad disponen de la electrónica más sofisticada, ¿Quien se atreve a arrancar el vehículo el cual tratas de mantener camuflado en un hábitat  de población disperso en la provincia de Lugo? El problema reside en que estamos rodeados de cinco casas y con solamente diez vecinos en el pueblo.

Pues bien aquí la adversidad del Detective Privado se incrementa aliándose con la ubicación, y eso que casi siempre nos manifiestan, «lo  mío es muy fácil», claro, siempre y cuando al único perro que hay en el pueblo no le de por ladrar.

La Adversidad del Detective

InvestigaMas Detectives ® Atención 24/Horas TEL. 698145132

CAMBIANDO DE UBICACIÓN NOS VAMOS A LA COMUNIDAD VALENCIANA.

Después de recorrer los kilómetros necesarios desde la ubicación de la última investigación, nos esperan el sol y las palmeras que tratarán de proporcionar a Detective Privado un poco de fresco en la estación más calurosa del año.

Y pasamos de un extremo al opuesto,  de donde no había tráfico que nos hiciera pasar un poco más desapercibidos, a la cola a la salida de Torrevieja durante el seguimiento de un vehículo que nos llevará no sabemos a donde.

Llegado al destino y para sorpresa nuestra, el vehículo se detiene en una calle donde las palmeras brillan por su ausencia, todo lo contrario que el sol, que acentúa su brillo penetrando a través de los cristales.

Observamos que se baja la persona investigada y se introduce en el inmueble de un número que no importa, pero eso sí, el estacionamiento solo está permitido en el lado opuesto, justo donde el sol se alía de nuevo con la adversidad del Detective Privado.

Observamos como una pareja permanece en el balcón de un andar con el toldo bajado y reposando en unas sillas de terraza (no hemos podido comprobar que exista mesa). Ya solo queda opción de abrir las ventanillas para que el aire mínimo que pueda existir proceda a hacernos una visita.

Real y visto en el indicador de temperatura del vehículo 47º…  sin más. Como antes subrayamos, (es fácil…)

Aunque en el maletero del vehículo hemos sido previsores y llevamos lo necesario para estos menesteres, el investigado parece que no quiere invitarnos a conocer la playa.

Pues bien, hasta aquí hemos hablado de ubicaciones, calor, seguimientos… Pero la adversidad del Detective Privado en sus investigaciones va más allá de lo inimaginable en muchas ocasiones.

Si está pensado en preguntarnos algo explicito, le informamos que tenemos el deber de guardar riguroso secreto sobre el objeto de nuestras investigaciones.

Cierto es que después de las adversidades con la obtención de la prueba llega la recompensa, que es lo que realmente importa en nuestra labor de investigación.

Pero para poder obtener la misma, en numerosas investigaciones tenemos que realizar un árido recorrido lleno de dificultades y adversidad.

ADVERSIDAD NO ES LO MISMO QUE FATALIDAD.

Dejando Alicante a un lado, los detectives estamos acostumbrados a que la adversidad sea un ingrediente más en nuestro trabajo diario, la cual superamos y sobrellevamos con mayor o menor dificultad.

Cierto es, que ésta no tiene nada que ver con la fatalidad o la mala suerte que a veces nos inunda después de realizar una espera de interminables horas en un lugar al que el cliente insiste va acudir la persona investigada sin ni siquiera dar atisbo de asomo en el lugar.

No nos coge de sorpresa, estamos acostumbrados a realizar una planificación previa de nuestras actuaciones y a realizar un análisis exhaustivo de la información que la parte contratante pueda proporcionarnos.

Nos suelen facilitar el rastro de movimientos, hechos y demás acciones que pudieran producirse, todo ello en pro de la prueba que debemos obtener. La estadística en la investigación unida a la sospecha tiene un alto índice de probabilidades de no cumplirse.

¿Es fatalidad que después de advertir al cliente de que la información que le hayan podido facilitar pueda estar contaminada? ¿es fatalidad que en el horario en que cree que se va a producir un hecho este no se produzca? La respuesta solo admite la negación, NO.

En muchas ocasiones la adversidad del Detective Privado puede llegar de la mano del cliente. Claro está que éste solo quiere ayudar, pero los Detectives Privados somos poco complacientes y algo egoístas, por lo no vamos a aceptar y menos poner en práctica sus indicaciones.

«Sale a las nueve de la mañana siempre va caminando hasta el trabajo»  Pues que fatalidad que empieza a sonar el teléfono de forma ininterrumpida. Adivinen ustedes quién está al otro lado del terminal telefónico.

Sin contestar al mismo ya que las condiciones de trabajo no nos lo permiten y establecida una vigilancia estática a las 07:00 en la ubicación indicada, comprobamos como la persona investigada abandona el garaje perteneciente al inmueble en un vehículo siendo las 07:50 horas y en vehículo. ¿Será casualidad o se le olvidaría ir caminando?

Iniciado un seguimiento del mencionado comprobamos que se dirige a diferentes lugares. Ninguno se corresponde con el lugar donde desempeña su actividad laboral. ¿Se habrá perdido o no lleva GPS?

La adversidad es un factor con el que el Detective Privado cuenta de antemano debido a la experiencia acumulada a lo largo de su trayectoria profesional. Forma parte de su «fácil» trabajo diario, pero a cambio nos proporciona la adrenalina y emoción necesarias para conseguir la plena satisfacción de nuestros clientes a través de la obtención de la PRUEBA.

Post by: InvestigaMas Detectives ®